Italia se niega a «espiar» a sus usuarios de Internet

La autoridad italiana para la Protección de la Privacidad ha establecido que las empresas no pueden realizar actividades sistemáticas de control para averiguar qué usuarios de Internet se intercambian archivos de música o juegos.

Esta conclusión es el resultado de la investigación abierta por dicho organismo sobre la compañía discográfica Peppermint, que contrató los servicios de una firma suiza para vigilar las redes de archivos entre particulares, conocidas como P2P, que suelen ser utilizadas para conseguir música y películas de manera gratuita a través de internet.

Por medio de programas informáticos específicos, ambas empresas lograron descubrir gran número de direcciones IP  desde las que, presuntamente, los usuarios realizaban intercambios ilegales de ficheros.

Con esta información, podían averiguar el nombre de los usuarios para reclamarles una indemnización por los daños que les causaría el intercambio de archivos.

La autoridad italiana para la Protección de la Privacidad determinó que estos procedimientos son ilegales, ya que la directiva europea sobre telecomunicaciones prohíbe a las compañías privadas efectuar controles masivos de datos.

Además, señaló que estas empresas no han respetado los principios de transparencia y corrección, pues los datos de los usuarios se tomaron sin que éstos tuvieran conocimiento de que eran controlados.

Fuente | ElPais.Com